5 señales de que podrías ser una buena candidata para la cirugía de reducción de pecho
buena candidata para la cirugía de reducción de pecho

Ignacio Ortega | Cirujano Plástico

Publicado 03/07/2023

Si estás considerando someterte a una cirugía de reducción mamaria, es importante evaluar si eres una buena candidata para obtener los mejores resultados y alcanzar tus objetivos. 

Hoy en este artículo, te dejo 5 señales que podrían indicar que eres una buena candidata para la mamoplastia de reducción.

Descubre las 5 señales que podrían indicar que eres una buena candidata para la cirugía de reducción mamaria

1. Tienes un pecho desproporcionadamente grande

Si tus senos son excesivamente grandes en relación con tu estructura corporal, es posible que experimentes incomodidad física y emocional.

El pecho grande puede provocar dolores de espalda y cuello, dificultar la actividad física y causar problemas de postura.

Si tus senos te impiden llevar una vida activa y cómoda, la reducción mamaria podría ser una opción adecuada para ti.

2. Sufres de dolor crónico en el pecho

Muchas mujeres con el pecho grande experimentan dolor crónico, que puede variar desde molestias leves hasta dolores intensos.

Este dolor puede afectar tu bienestar diario y limitar tus actividades. Si has probado otras opciones de tratamiento sin éxito y el dolor en tus senos persiste, la reducción mamaria podría proporcionarte alivio.

3. Limitaciones en actividades diarias

¿Tienes dificultades para llevar a cabo actividades cotidianas debido al tamaño de tu pecho? Si los senos grandes te impiden realizar ejercicio físico, deportes o incluso encontrar ropa adecuada, la reducción de pecho puede proporcionarte una solución efectiva. 

4. Te sientes cohibida por el tamaño de tus senos

Muchas mujeres con senos grandes experimentan sentimientos de vergüenza o incomodidad con su apariencia.

Estos sentimientos pueden afectar negativamente tu confianza en ti misma y tu calidad de vida en general.

Si el tamaño de tus senos te hace sentir cohibida o te impide disfrutar plenamente de tu cuerpo, la reducción mamaria podría ayudarte a mejorar tu bienestar emocional.

5. Planificación familiar completada

La cirugía de reducción mamaria puede tener un impacto en la capacidad de amamantar, por lo que es recomendable esperar hasta haber completado tu deseo de tener hijos antes de considerar este procedimiento.

Los cambios en los senos durante el embarazo y la lactancia pueden afectar los resultados de la cirugía, por lo que es mejor esperar hasta que tu familia esté completa antes de optar por la reducción mamaria.

Recuerda que cada caso es único, por lo que es importante programar una consulta con un cirujano plástico experimentado.

Si tienes más dudas o deseas ampliar esta información, pide tu cita. Evaluaremos tu situación específica, discutiremos tus objetivos y te brindaremos recomendaciones personalizadas.

Si reconoces algunas de las señales mencionadas anteriormente y te identificas con ellas, te animo a que programes una consulta. Contacta conmigo por whatsapp, en los teléfonos 918 27 14 01 o 678 61 29 42, por videollamada o pincha aquí.

Sígueme en Redes Sociales

Ignacio Ortega Cirujano Plástico

Déjame tu comentario aquí

o hazme una pregunta

deja tu comentario aquí

7 + 1 =

Publicaciones recientes