¿Todas las mujeres con diástasis tienen que operarse? Lo que debes saber
mujeres con diástasis

Ignacio Ortega | Cirujano Plástico

Publicado 08/04/2024

Como cirujano plástico, he tenido la oportunidad de atender a muchas mujeres que buscan soluciones a una preocupación común pero a menudo incomprendida: la diástasis de rectos.

Este artículo está dirigido especialmente a ti, una mujer que puede estar experimentando esta condición y buscando respuestas claras.

¿Qué es la Diástasis de Rectos?

La diástasis de rectos es una separación de los músculos rectos del abdomen, que son los que forman el llamado «six-pack«.

Esta separación puede ocurrir por varias razones, siendo el embarazo una de las causas más comunes debido al estiramiento del abdomen para acomodar al bebé.

Síntomas y Consecuencias

Los síntomas pueden incluir un bulto en el centro del abdomen, especialmente notorio al hacer esfuerzos, junto con dolor lumbar  y dificultades en la realización de actividades físicas cotidianas. En algunos casos puede haber cierto grado de incontinencia urinaria con los esfuerzos. 

Más allá de los aspectos físicos, la diástasis también puede afectar la autoestima y la percepción corporal. 

Tratamientos Disponibles

¿Es Necesaria la Cirugía?

Aquí es donde surge la pregunta clave: ¿necesita toda mujer con diástasis rectos someterse a cirugía? La respuesta corta es no.

El tratamiento debe ser personalizado y puede variar desde ejercicios específicos de fisioterapia hasta la intervención quirúrgica, dependiendo de la severidad de la diástasis y los síntomas asociados.

Alternativas No Quirúrgicas

Para casos leves a moderados, un programa de ejercicios diseñados específicamente para fortalecer la pared abdominal puede ser suficiente.

Estos ejercicios se enfocan en mejorar la funcionalidad y estabilidad del core, contribuyendo a reducir la separación de los músculos.

Cuando considerar la cirugía

La cirugía, conocida como abdominoplastia o «tummy tuck«, se considera cuando la separación muscular es significativa o cuando los métodos no quirúrgicos no han producido los resultados deseados.

Este procedimiento no sólo corrige la diástasis, sino que también elimina el exceso de piel y grasa, proporcionando un contorno abdominal más firme y definido.

Conclusión: Cada Caso es Único

La decisión de operarse debe tomarse después de una evaluación detallada y una discusión franca sobre las expectativas y los posibles resultados.

En mi práctica, el objetivo siempre es asegurar que cada paciente reciba el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades específicas, priorizando su salud y bienestar.

¿Próximos pasos?

Si estás experimentando síntomas de diástasis de rectos y te preguntas cuál es la mejor opción para ti, te invito a agendar una consulta.

Juntos podemos explorar las opciones disponibles, tanto quirúrgicas como no quirúrgicas, y trazar un plan de tratamiento personalizado que te ayude a alcanzar tus objetivos de salud y bienestar.

¿Necesitas resolver más dudas o quieres una valoración personalizada?

Contacta conmigo en los teléfonos 918 27 14 01 ó 678 61 29 42 o haciendo clic aquí.

Sígueme en Redes Sociales

Ignacio Ortega Cirujano Plástico

Déjame tu comentario aquí

o hazme una pregunta

deja tu comentario aquí

3 + 8 =

Publicaciones recientes