Otoplastia: Cirugía de corrección de orejas
otoplastia en Madrid

Ignacio Ortega | Cirujano Plástico

Publicado 28/06/2022

¿Cuándo se puede realizar una Otoplastia?

Las orejas despegadas son la malformación de la oreja más frecuente. Por lo general, se nota que el surco principal de la oreja, es demasiado frágil o falta por completo (esto puede ser corregido mediante la otoplastia). Las «orejas en asa», a menudo son objeto de burlas y en muchos casos pueden causar problemas en la personalidad de quienes lo padecen.

Puntualmente en los niños, esto puede provocar vergüenza y serios complejos, hasta el punto tal de llegar a trastornos psicológicos severos. Generalmente, la corrección se realiza lo antes posible para evitar el estrés en la etapa escolar. Hacia los 5-6 años, las orejas suelen estar completamente desarrolladas y se pueden corregir. Sin embargo, es de vital importancia que el niño quiera la corrección de la oreja por sí mismo.

otoplastia correción

Partir de su propio deseo de cambiar la estética de sus orejas es determinante para el beneficio de una cirugía de corrección (otoplastia). Por lo tanto, la edad ideal para el tratamiento es entre los 6 y los 14 años de edad. No obstante, la corrección también se puede realizar en adultos.

Puesto que una cirugía de corrección de orejas soluciona un problema que es muy visible, el paciente suele quedar muy satisfecho con el resultado que se obtiene después de dicha intervención.

La cirugía suele conducir a un cambio decisivo en la apariencia, incluso si solo sobresale una oreja. Por lo general, tiene sentido operar ambas para obtener un resultado natural.

Nota de interés

Hay que tener en cuenta que una simetría total de ambas orejas no parece natural y no es la intención del cirujano. No hay dos orejas iguales, ni antes ni después de la operación.

Consulta con tu Cirujano

Un requisito previo para poder realizar un procedimiento exitoso es una charla detallada sobre los diferentes puntos de la operación y las posibles complicaciones.

Aprovecha siempre la oportunidad para aclarar en consulta todas las dudas importantes que tengas y anota todo lo que necesites preguntar. Si lo crees necesario, lleva a un acompañante contigo.

Si aún te quedan dudas después de la consulta, pide otra cita o llama a tu cirujano. Debes tomarte tiempo suficiente para pensar en ello entre la consulta preliminar y la cirugía.

Previo a la intervención de corrección de las orejas, el cirujano plástico discutirá los aspectos más importantes de la intervención que se detallan en un formulario de consentimiento.

Por esta razón, debes antes haberte quitado todas las dudas. Este consentimiento contiene tus datos personales, detalles del tipo de procedimiento y las posibles complicaciones. A la hora de firmar, aceptas el procedimiento propuesto y aseguras que has sido informado al detalle, incluyendo los riesgos.

Si surgen complicaciones o no estás satisfecho con el resultado del procedimiento, puede ser necesario realizar algún retoque.

Requisitos Previos a la cirugía de corrección de orejas

Faltando diez días para la cirugía, no deberás ingerir analgésicos que contengan ácido acetilsalicílico (por ejemplo, aspirina), ya que su efecto anticoagulante retrasa la correcta coagulación de la sangre y puede ocasionar una hemorragia que dañe el cartílago y/o la piel. Reducir el consumo de nicotina y alcohol antes del procedimiento también son parte de las recomendaciones previas a la otoplastia.

En casos de que consumas medicamentos regularmente o si sufres de alergias, siempre informa a tu cirujano con antelación. No dejes de notificarle sobre cualquier enfermedad que tengas.

Para el momento posterior al procedimiento, debes planificar alrededor de siete días de descanso, tiempo en el cual probablemente no podrás ir al trabajo.

En la mayoría de los casos, la cirugía de corrección de orejas se puede hacer de forma ambulatoria. Sin embargo, el procedimiento también se puede realizar como paciente hospitalizado, pero lo mejor es acudir a consulta para evaluar tu caso en particular y que sea tu cirujano plástico quien determine qué será lo más conveniente para ti.

La corrección de orejas se efectúa con aplicación de anestesia local o general. A los niños pequeños se les suele operar bajo anestesia general. Lo aconsejable es discutir con tu cirujano plástico qué exámenes preliminares son necesarios y cuándo deben hacerse los mismos.

Por otra parte, tendrás la oportunidad de hablar sobre la anestesia con el profesional. Durante la anestesia general, el anestesista controla las constantes vitales del paciente, cuidando así su seguridad en todo momento.

Se necesitará de una pequeña punción detrás del pabellón auricular en el caso de aplicar la anestesia local. En estos casos, el paciente puede notar solo algo de presión o tirones en las orejas durante la cirugía.

La cirugía de corrección de orejas (Otoplastia).

Para la corrección de orejas el cirujano necesitará de una a dos horas, dependiendo de la complejidad, podría ser también más tiempo. Se desinfecta la cara y el nacimiento del cabello, y el resto del cuerpo se cubre con toallas esterilizadas hasta el cuello.

  • Con el método habitual, el cartílago auricular se expone a través de una incisión en la piel en la zona posterior de la oreja a tratar.

Se utiliza a veces una lima fina para adelgazar el cartílago hasta que tenga la forma deseada. Posteriormente, el cartílago se ancla firmemente con suturas transparentes permanentes y la piel se cierra con una sutura continua.

  • Con otra técnica, la tensión del cartílago se debilita de manera mínimamente invasiva. La lima se inserta a través de una pequeña incisión en la piel en la parte anterior de la oreja y adelgaza el cartílago por encima del pliegue principal del pabellón auricular (el cartílago en sí no queda expuesto). Después de darle forma al cartílago, se une con suturas transparentes.

Después de la Otoplastia

Es de esperarse dolor en las orejas y probablemente una decoloración azulada inmediatamente después de la cirugía. Dado que el canal auditivo puede estar irritado, ocasionalmente se presentan náuseas.

Esto se puede aliviar con la medicación prescrita por el cirujano oportunamente y se resuelve rápidamente. Al ir a dormir y acostarse, debes emplear un vendaje de gorra o una diadema suave durante cinco a seis semanas para mantener firme la oreja y que no se doble.

Debe utilizarse el vendaje durante las primeras 3 semanas. Tus orejas todavía están hinchadas y algo sensibles al tacto para este momento. Si la sutura no se hizo con hilo reabsorbible, los mismos se pueden quitar después de cinco a diez días posteriores a la cirugía de corrección de orejas (Otoplastia).

Nota de interés

La estructura definitiva de la oreja únicamente se alcanza después de dos o tres meses debido a la hinchazón residual. La cicatriz desaparece con el tiempo y apenas se notará más en el futuro.

Tras el uso de sedantes, analgésicos o anestésicos, la capacidad de reacción se ve afectada temporalmente después de la intervención. Por ello, será necesaria una supervisión constante durante las primeras 24 horas. Es de esperarse que no puedas trabajar ni estudiar durante unos días.

Por 6 semanas es recomendable:

  • Evitar el ejercicio, la sauna y las piscinas durante esta etapa.
  • Los pendientes no deben usarse hasta pasados unos días de la cirugía.
  • Si utilizas gafas, es aconsejable que uses lentes de contacto temporalmente, ya que el marco ejerce mucha presión sobre el cartílago.
  • Tener cuidado al lavarte el cabello y no doblar tus orejas.

En caso de ser necesario, se puede volver a realizar una cirugía de corrección. Tras el procedimeinto, el resultado aún puede cambiar debido a la cicatrización o las fuerzas restauradoras del cartílago, de modo que la oreja puede deformarse otra vez. Para tales casos, los resultados pueden corregirse nuevamente mediante una segunda intervención.

Después de la cirugía, ambas orejas se cubren con unos apósitos y se realiza un vendaje bastante almohadillado, durante las primeras 24 horas. Al día siguiente se retira el vendaje para ver que no haya ningún hematoma ni sufrimiento de la piel, se coloca una diadema de tela ancha que mantenga las orejas en su nueva posición y forma.

En una Otoplastia, ¿Puede haber alguna complicación?

Toda cirugía conlleva riesgos. Sin embargo, los riesgos de una cirugía de corrección de orejas pueden minimizarse si la intervención la realiza un Cirujano Plástico debidamente certificado y con suficiente experiencia. Sin embargo, a pesar del mayor de los cuidados, como con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden ocurrir complicaciones aisladas durante o posterior a la operación.

También existe un riesgo general de presentar hematomas y/o sangrado. Las infecciones son un factor que puede conducir a trastornos de cicatrización de las heridas. Ocasionalmente, pueden ocurrir alergias e intolerancias cuando se administran algunos medicamentos o narcóticos, aunque para ello lo mejor es informar al cirujano con antelación si tú conoces de algún tipo de alergia o rechazo preexistente del que tengas conocimiento.

Posterior a la operación, puede ocurrir entumecimiento debido al trauma de nervios que rodean la oreja u otros daños debido al reposicionamiento, pero si esto ocurre suele desaparecer con el tiempo.

En casos aislados, las heridas e incluso el cartílago de las orejas se pueden infectar, lo que ralentiza la cicatrización y puede hacer que se pierda parte de la piel y cartílago auricular.

Debido a que los nervios finos de la piel se cortan durante el procedimiento, puede ocurrir pérdida de sensibilidad y presentar sensibilidad al frío. Esto se soluciona con el paso de algunos meses, pero puede ser persistente en casos aislados.

En caso de presentar intolerancia al material de sutura (es poco frecuente), se rechaza la sutura y puede que las orejas vuelvan a sobresalir. Por lo general, el cartílago es elástico, por lo que, dependiendo de la técnica quirúrgica empleada por el cirujano, la oreja podría volver a sobresalir en ocasiones.

¿Cómo elegir a tu Cirujano para la Otoplastia?

Lo mejor es que te tomes el tiempo suficiente para elegir a tu cirujano. Al momento de la consulta, te recomiendo ser claro sobre lo que te disgusta de tu apariencia y lo que esperas de la operación.

«Lo mejor que puedo recomendarte es que elijas a un especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora con experiencia«.

Junto a ti, el cirujano determinará con antelación el método quirúrgico adecuado a realizar y aclarará sobre las posibilidades, límites y alternativas de la cirugía prevista.

El cirujano plástico es un especialista que, tras finalizar sus estudios de medicina, completó 5 años de residencia para llegar a brindar sus servicios de forma responsable. En ese tiempo, el cirujano debe realizar numerosas operaciones bajo estricta supervisión. Solo entonces recibe oficialmente el título de «Especialista en Cirugía Plástica y Estética».

Solo se protege el título de «Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora». Otras designaciones como «cirujano estético», no son títulos oficiales y pueden ser utilizados por cualquier médico sin capacitación para realizar intervenciones quirúrgicas estéticas. Estos títulos no garantizan ni los conocimientos ni las destrezas suficientes. 

Si quieres más información sobre la Otoplastia haz clic aquí.

Sígueme en Redes Sociales

Ignacio Ortega Cirujano Plástico

Déjame un comentario aquí

o hazme una pregunta

deja tu comentario aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies