Corrección de cicatrices con cirugía plástica
Corrección de cicatrices

Ignacio Ortega | Cirujano Plástico

Publicado 16/01/2023

¿Sabías que existe una cirugía para corregir las cicatrices? Si tras haber pasado por algún tipo de traumatismo (accidente, corte, quemadura…) o tras haberte sometido a alguna cirugía (cesárea, cirugía abdominal, etc) tu cicatriz ha quedado abultada, sientes que se nota en exceso o incluso te llega a molestar, hoy queremos que sepas que es posible reducirla a una línea de pocos milímetros gracias a la cirugía plástica.

Hoy desde mi blog te contamos cómo podemos mejorar su textura, color y hacerla lo más uniforme e imperceptible posible gracias a la cirugía.

Tipos de cicatrices

Las cicatrices se producen como un mecanismo de respuesta fisiológica del organismo ante cualquier alteración en los tejidos de tu piel.

Existen diferentes tipos de cicatrices. Hoy os hablaré de aquellas susceptibles de realizar una cirugía.

Queloides

Son cicatrices duras, que han crecido más de lo normal por un exceso en la producción de colágeno, tienen mucho volumen y ésta suele estar enrojecida.

Hipertrófica

Son cicatrices que crecen mucho, son también gruesas y abultadas, aunque algo menos que las queloides. También han sufrido un exceso de colágeno en el momento del cierre de la herida.

Retráctil

Comunes en cesáreas, abdominoplastias o por quemaduras, suelen causar molestias en la piel (como tirantez) y en sus articulaciones cercanas.

Atrófica

Es una cicatriz profunda o hundida en la piel. Es común en heridas o por acné. Aquí en el momento de cicatrización hemos tenido falta de colágeno.

Cirugía de corrección de cicatrices

La cirugía de corrección de cicatrices se utiliza para cambiar la dirección y la forma de la misma. En esta intervención es importante tener en cuenta, el tiempo transcurrido desde que se originó, su forma, cómo se produjo y también la zona en donde se encuentra la cicatriz, ya que hay algunas zonas donde los resultados llegan a ser más satisfactorios que en otros.

La cirugía de corrección de cicatriz está especialmente indicada para mejorar la cicatriz tras una cesárea o en una cirugía abdominal, pero no por ello los únicos.

Procedimientos para la corrección de cicatrices 

Es importante recalcar, que ninguna cicatriz puede ser eliminada por completo, pero sí mejorar su apariencia y minimizar su visibilidad.

Las intervenciones suelen ser sencillas y efectivas. Se realizan en hospitales y siempre bajo anestesia local o sedación, por lo que es totalmente indoloro. 

Para realizar la cirugía es necesario que la cicatriz existente esté totalmente cerrada (desde los 6 meses  a los 2 años se considera que una cicatriz ha alcanzado su máxima maduración).

Pasado ese tiempo tu cicatriz no mejorará, por lo que si para ti, resulta un problema, siempre podemos mejorarlo con cirugía.

El procedimiento más habitual es la escisión simple: Para ello secamos la cicatriz y saturamos con mucho cuidado la zona.

Para casos más complejos (Z-plastia) cambiamos la dirección de la cicatriz, realizamos algunos injertos de partes no visibles del cuerpo o creamos una piel nueva para reemplazar el tejido cicatrizal.

Para cicatrices en el rostro o irregulares usamos la técnica W-plastia para minimizar al mínimo el tamaño de la cicatriz.

Según el tamaño, forma o volumen tu cicatriz necesitará una cosa u otra, por ello siempre individualizo y estudio caso por caso.

Corrección de cicatrices en senos

Cuando te realizas un aumento o una reducción de pecho, lo normal si te ha operado un buen cirujano es que tus cicatrices sean prácticamente inapreciables.

Por el contrario si has sido operado por un médico poco formado, puede que el resultado no sea el esperado y las cicatrices sean visibles y sea necesario recurrir a esta cirugía.

Corrección de cicatriz abdominal

 A consecuencia de una cesárea de urgencia, es posible que tu cicatriz tras el parto no sea como esperabas y por ello necesites una nueva cirugía para mejorar la zona.

Igual ocurre con una abdominoplastia o una dermolipectomía (donde retiramos el exceso de grasa del abdomen), si se hace en manos inexpertas puede ocurrir que tu cicatriz quede grande, hundida y sea necesario una segunda cirugía en manos de profesionales cualificados que mejoren el aspecto de la cicatriz y  garantice un buen resultado final, casi imperceptible.

Precauciones y cuidados tras una zetaplastia 

Tras la cirugía llega el proceso de recuperación y es necesario que tengas en cuenta estos cuidados:

  • Podrás sentir leves molestias, que tratados con analgésicos orales calmaran el dolor.
  • Necesitarás un vendaje especial los primeros días.
  • Podrás ducharte pasadas 24 horas.
  • Los puntos de sutura se retirarán entre los 10 y 15 días.
  • Cuida tu herida:
    • Evita los baños en piscinas o jacuzzis que favorecen las infecciones.
    • Evita los esfuerzos físicos los primeros días.
    • Evita el sol los primeros 6 meses, para no pigmentar la zona y siempre con protección solar .
    • Hidrata la cicatriz con alguna pomada cicatrizal o parches de silicona para favorecer el proceso de cicatrización.

Si quieres saber más, acerca de la cirugía de corrección de cicatrices, te animo a que pidas tu cita y valoremos el mejor tratamiento para mejorar tu situación actual.¡No lo dejes pasar y vive una vida sin complejos!

Puedes contactar conmigo pinchando aquí, por videollamada, con una valoración en 24 h o en los teléfonos 918 27 14 01 o 678 61 29 42 o si lo prefieres estamos en Calle Castelló 68, Madrid.

Sígueme en Redes Sociales

Ignacio Ortega Cirujano Plástico

Déjame un comentario aquí

o hazme una pregunta

deja tu comentario aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies